Noticias‎ > ‎

80 Aniversario del Congreso de Escritores

publicado a la‎(s)‎ 6 jul. 2017 8:35 por Cristina Escrivá Moscardó   [ actualizado el 6 jul. 2017 8:47 ]

EL INSTITUTO OBRERO, EN EL ANIVERSARIO DEL II CONGRESO INTERNACIONAL DE ESCRITORES PARA LA DEFENSA DE LA CULTURA (1937-2017)


Cristina Escrivà Moscardó


El día 4, de julio de 1937, hace 80 años, se celebró en el Ayuntamiento de Valencia el II Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura. A ese encuentro acudieron los intelectuales antifascistas a exponer su pensamiento sobre la guerra de España y denunciar el peligro del totalitarismo de Hitler. Asistieron delegaciones de 28 países con más de 180 participantes, entre ellos muchas mujeres. 

La inauguración del Congreso corrió a cargo de Juan Negrín, presidente del Consejo de Ministros de la República. La organización fue un encargo del Gobierno de Azaña a la Alianza de Intelectuales Antifascistas para la Defensa de la Cultura. El Instituto Obrero estuvo representado por encargo del Ministerio de Instrucción Pública.

Este año, la Asociación Cultural Instituto Obrero ha sido invitada a los actos de conmemoración del 80 aniversario, con la participación de Carmen Negrín, nieta del último presidente de la democracia republicana.  Ella, en el hemiciclo del Ayuntamiento y desde el mismo sitio que su abuelo, ha recordado algunas anécdotas relacionadas con el Congreso. La primera es que la última película sonora de la etapa republicana de Negrín son las palabras dirigidas en francés a los escritores y público asistente. La otra, corresponde al testimonio de Anna Seghers, una congresista alemana que hablaba con un hombre muy culto que se expresaba perfectamente en alemán, dándose cuenta al final de la conversación que estaba hablando con el presidente del gobierno. 


El acto, a las 12 de la mañana, ha sido muy emotivo y, entre los familiares de los congresistas de invitados por la República, se encontraba el nieto de Nicolás Guillén. Por la tarde también hemos asistido a la obra “Mariana Pineda” de Federico García Lorca, la misma que en 1937 se representó para obsequiar a los participantes del Congreso, interpretada en esa época en el papel principal por Carmen Antón, actriz de La Barraca. Este año la actriz que ha dado vida a Mariana ha sido Julia Fontana.

En 1937 fueron con decorados y vestuario de Víctor María Cortezo, con la participación de Luis Cernuda en el papel de don Pedro, vestido con sombrero de copa gris y envuelto en una amplia capa verde. La representación del drama en tres actos, aunque fue prevista para el sábado 3 de julio a las 10:30 de la noche, se aplazó al día 4. Gracias a un fervoroso grupo de amigos de García Lorca, que puso en escena la obra a modo de homenaje. “Una Mariana Pineda verdadera y tan diferente de todo, como si se tratara de algo igual a todo”, se publicó en la prensa. Una obra oportuna a la que se sumaba la belleza de los decorados y vestuario. El teatro le tomó el pulso a la nueva sociedad, reflejándose como en un espejo de los acontecimientos que se vivían en la calle.

La representación de ayer, a las 20 horas, también en el Teatro Principal, ha sido más austera, pero no o por ello menos emotiva.

Para saber más:




         





Comments